INSPYRA se adjudica el proyecto de reforma del edificio de oficinas del Pozo Sotón

INSPYRA obtiene el proyecto de reforma y rehabilitación del edificio de oficinas del Pozo Sotón, con una superficie total construida de 2.000 m2.

HUNOSA pretende adecuar sus antiguas oficinas del Pozo Sotón como sede administrativa de la ‘Hunosa Verde’, una división para todas aquellas actividades viables y rentables que pueda generar además de todas las que viene desarrollando en áreas como la geotermia, la eficiencia energética o el aprovechamiento forestal.

El pozo Sotón, en San Martín del Rey Aurelio, es un ejemplo del valioso patrimonio industrial minero que atesora Asturias. Los expertos del Comité Internacional para la Conservación del Patrimonio Industrial (TICCIH), organismo asesor de la UNESCO, han incluido las instalaciones del pozo Sotón entre los «100 elementos del patrimonio industrial en España», un listado con las edificaciones más emblemáticas del país.

Dentro de las instalaciones del Pozo Sotón, los dos castilletes, el RETER que envuelve a los dos castilletes y el edificio de la casa de máquinas y oficina sindical fueron declarados en el año 2014 Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Monumento.

A estos elementos centrales del pozo se les dota de un entorno de protección que incluye el resto de elementos vinculados a la explotación y que también tienen interés patrimonial, como las naves seriadas tipo shed situadas en el borde noroeste del pozo, las oficinas y comedor, la casa de aseo, al igual que diversa maquinaria expuesta en los jardines a modo de elementos de urbanización. En resumen, todo lo que está dentro del recinto.

El Sotón es uno de los primeros pozos mineros que se profundizaron en la cuenca central asturiana, siendo el más antiguo de los actualmente en uso. Fue concebido por la Sociedad Metalúrgica Duro Felguera, entre 1917 y 1922 para garantizar su autoabastecimiento de carbón y sigue en activo de la mano de la empresa estatal HUNOSA. Se asienta sobre una explanada muy amplia ganada al Nalón, en la que se sitúan ordenadamente los distintos componentes que integran la explotación, entre los que destacan sus dos castilletes metálicos unidos por una estructura peculiar que a media altura los envuelve, permitiendo crear un espacio en el que se desarrolla el trabajo de clasificación del mineral (estructura denominada réter y que es única en Asturias).

La razón del doble castillete es que en realidad son dos pozos independientes, superando uno de ellos los 500 metros de profundidad. Los castilletes están agrupados en el pabellón de embarque y clasificadero de carbones «réter». Las otras edificaciones del pozo son el cargadero para el ferrocarril, la casa de máquinas (que sigue el mismo estilo que la Fábrica de La Felguera, ambas construidas por la misma empresa), casas de aseo (racionalistas, con armoniosa construcción) y otras naves pertenecientes a antiguos barracones para mineros y oficinas que van desde la época de profundización del pozo hasta la ampliación de la década de 1950.



Noticias relacionadas



"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.